CONVIVIR, UN VIAJE ENTRE AMIGOS
Esta actividad está destinada a los niños y niñas de 2º curso de Educación Primaria. Se realizará durante el primer trimestre del curso, durante los primeros 15 minutos de la mañana y los 15 minutos después del recreo.
Los objetivos propuestos son:
– Ser capaces de reconocer nuestra personalidad.
– Ser capaces de ponernos en el lugar del otro.
– Ser capaces de expresarnos con claridad, de manera asertiva.
– Entablar relaciones positivas y eliminar aquellas que son tóxicas.
– Tomar decisiones por sí mismo.
– Buscar soluciones a los problemas cotidianos de manera creativa.
– Ser capaz de eliminar los prejuicios y pensar por uno mismo.
– Identificar nuestros sentimientos y gestionar el estrés de manera positiva.
El tutor o la tutora presentará a los alumnos 4 cartulinas, en cada una de ellas aparecerá una palabra escrita. Estas palabras están relacionadas con 4 sentimientos que un niño de 7 años pueda identificar con claridad. Estos sentimientos son: FELICIDAD, TRISTEZA, MIEDO y ENFADO.
A continuación, el tutor repartirá a cada alumno un “carnet” en el que tendrán que escribir su nombre y dibujarse a ellos mismos (parecido a nuestro carnet de identidad).
Se les explicará a los alumnos que ese carnet deberán colocarlo en la cartulina con la que ellos se identifiquen en ese momento y siempre lo harán cada vez que lleguen a clase por la mañana y cada vez que suban del recreo. Al ser un colegio con jornada contínua, solo existirán esos dos momentos.
El profesor evaluará la actividad mediante la observación y haciendo anotaciones en el cuaderno del tutor, siempre que lo vea necesario.
Se trata de una pequeña asamblea en la que se dialogará sobre los problemas diarios a los que cada alumno ha tenido que enfrentarse a lo largo del trimestre, como por ejemplo: una pelea en el recreo, que las amigas te den de lado, cuando nadie quiere jugar contigo, si se han burlado de él o ella en clase… También podemos observar cómo les ha ido en casa: si vienen enfadados porque les han castigado, si han sentido miedo, si se sienten tristes porque ha habido algún conflicto en el hogar, si se han peleado con los hermanos, si algún familiar está enfermo y se sienten tristes…
Todos expondrán su realidad y la compartirán con el resto de compañeros, de manera que el propio alumno identificará sus sentimientos y aprenderá a gestionar sus tensiones de manera positiva, ya que las eliminará mediante el diálogo. Aprenderemos a hablar desde el respeto, de manera asertiva. El resto de compañeros tratará de ayudar a su compañero dando soluciones a los problemas planteados, es decir, utilizando el pensamiento creativo, el pensamiento crítico y aprendiendo a manejar conflictos. Serán capaces de ponerse en el lugar del otro, siendo empáticos. De alguna manera, con esta actividad, habremos conseguido que el alumno sea capaz de ir conociéndose a sí mismo (autoconocimiento) y aprenderá a tomar sus propias decisiones frente a las adversidades. Es una actividad que puede llegar a crear un fuerte vínculo entre el grupo de clase, siendo capaces de respetarnos desde el principio, eliminando los prejuicios y aceptándonos tal y como somos. APRENDIENDO A CONVIVIR, APRENDIENDO A PREVENIR.